Nunca imaginé que toda esta aventura interactiva hubiera podido alcanzar estos tintes magnánimos…

Gracias de todo corazón.

Michael Robinson.

Publicado por